¿Cómo afecta el agua de lavado a la seguridad alimentaria?

La contaminación de los alimentos puede tener lugar en cualquier etapa de la cadena de suministro, como es el caso del lavado. La industria del procesado de alimentos debe contrarrestar este riesgo mediante una correcta elección de los materiales y un diseño óptimo de la planta, instalaciones y equipos que aseguren la seguridad e higiene alimentaria

El lavado de frutas y hortalizas permite eliminar bacterias como E. coli, Listeria y Salmonella, así como esporas de hongos y restos de pesticidas presentes en la superficie de los productos. Sin embargo, si no se gestiona adecuadamente este proceso, el nivel de riesgo puede ser mayor. Si se usa agua contaminada para limpiar el producto o el tratamiento antibacteriano es inadecuado, cualquier contaminación puede propagarse fácilmente a un gran número de frutas o verduras. Lo que puede provocar la destrucción de grandes lotes de productos, acortar la vida útil o la propagación de enfermedades en los cultivos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades resultantes de la ingestión de alimentos contaminados son uno de los problemas de salud más extendidos en la actualidad. La OMS señala que utilizar agua limpia es tan importante para la preparación de los alimentos como para beber. La legislación de la UE también estipula que el agua reciclada y utilizada en el procesado de alimentos debe cumplir con la misma normativa que el agua potable, a menos que la autoridad competente indique lo contrario.

Por lo tanto, el agua reutilizada debe ser segura para su uso previsto, no debe afectar negativamente a la idoneidad del producto, ni contener contaminantes químicos, microbiológicos o físicos en cantidades que representen un riesgo para la salud del consumidor. Por ello, el tratamiento del agua debe realizarse atendiendo los tipos de contaminantes presentes y debe monitorizarse de manera efectiva.

Pero, ¿por qué reutilizar el agua de procesado? Por un lado, es una opción rentable. Además, hay varios beneficios ambientales. El agua sólo necesita ser filtrada una vez y la reutilización reduce, o incluso elimina, el vertido de agua de lavado al medio ambiente. En resumen, reemplazar todo el agua del proceso cada vez que se necesita lavar un nuevo lote es costoso e ineficiente. Limpiar y reciclar esta agua es un enfoque más inteligente, pero sólo si se puede estar seguro de que este agua no contribuirá a la contaminación de los alimentos.

Beneficios de reciclar agua

El lavado de frutas y hortalizas es una de las etapas más importantes durante el procesado a nivel industrial, que no sólo mejora la seguridad y la calidad de los alimentos, sino también la vida útil del producto. Se desperdicia menos producto y, lo que es más importante, mejora la satisfacción de los clientes. Sin embargo, hay varios factores que deben tenerse en cuenta. Todo el proceso debe gestionarse de manera que no sólo se garantice la eliminación de los microorganismos y las esporas, sino que también sea coherente con la gestión ambiental y cumpla las normas locales de seguridad alimentaria y medioambientales.

VAM WATERTECH le ayuda a lograr todos estos objetivos al garantizar que todos los productos se limpiarán con agua reciclada. Nuestra purificación en varias etapas elimina bacterias y pesticidas y supone un ahorro del 95% del agua de procesado, así como en líneas de lavado y entornos de producción más limpios. ¡Póngase en contacto con VAM para obtener más información!

Productos

Informaciones relacionadas