Reciclaje del agua: una solución para el cultivo de la zanahoria

En el proceso de lavado de las zanahorias se requieren un mayor volumen de agua que en patatas, por ejemplo; el ahorro resulta esencial

El cultivo de la zanahoria se enfrenta a una amplia gama de enfermedades de graves consecuencias. El hongo Alternaria dauci, por ejemplo, puede eliminar el 80% de una cosecha. El hongo Pythium puede incluso erradicar por completo el cultivo. Otras enfermedades tales como Sclerotinia sclerotiorum y Rhizoctonia, producen un micelio blanco persistente y mohoso. Además, estos microorganismos pueden estar activos tanto en el campo como durante el almacenamiento, antes de lavar las zanahorias.

¿Por qué sucede esto?
Durante la cosecha de las zanahorias, se recoge una cantidad relativamente grande de tierra que contiene esporas y hongos. Por ello, es necesario realizar un almacenamiento y manipulación a temperaturas bajas para combatir eficazmente las enfermedades. En general, las zanahorias se almacenan casi inmediatamente después del lavado y se transportan a los supermercados lo más rápido posible para que los microorganismos presentes no tengan la oportunidad de desarrollarse. No obstante, si no se limpian adecuadamente o se lavan con agua contaminada, el proceso de enfriado se vuelve ineficaz y favorece el desarrollo de todo tipo de hongos y bacterias.

Las zanahorias tienen un proceso de lavado único
El proceso de lavado de las zanahorias es diferente al de, por ejemplo, las patatas ya que requieren un mayor volumen de agua para eliminar toda la tierra adherida. Por lo tanto, se introduce una mayor carga de residuos y requiere una mayor circulación de agua. Si esta se lleva a cabo en depósitos de agua convencionales o pozos de sedimentación, estos deben ser relativamente grandes y con una capacidad considerable de drenaje del suelo. En la práctica, el volumen de los depósitos es a menudo demasiado pequeño y no permite capturar suficiente materia suspendida. También, se llenan rápidamente de tierra y suelen están abiertos, lo que compromete la calidad del agua.

Además, la carga biológica contaminante (expresada en DBO y/o DQO) en el agua de lavado de las zanahoria es mayor que en el de las patatas. Especialmente, cuando las zanahorias se pulen con cepillos. Esta mayor carga produce una mayor presión bacteriana en el agua, y por lo tanto se pueden acumular sustancias nocivas. Para contrarrestar esto, es necesario airear para favorecer la descomposición de las sustancias nocivas y que se cumplan los requisitos para su vertido.

Un agua de lavado limpia reduce la concentración de microorganismos en las zanahorias. No obstante, el enjuagado con agua potable no es suficiente: se elimina un poco de arena y arcilla, pero la calidad del agua usada en el proceso deja mucho que desear.

Soluciones
VAM WATERTECH ofrece una solución práctica para todos estos problemas. Con la solución de VAM, el agua de lavado no tiene que ser reemplazada cada vez. Los componentes de la línea de lavado permanecen más limpios porque la tierra (contaminada) no se acumula ni se pega. El sistema de tratamiento de agua de VAM elimina el lodo inorgánico y puede limpiarse y desinfectarse de manera regular y efectiva, incluso a diario, si es necesario. Además, requiere menos mantenimiento debido al menor desgaste en las partes giratorias de la línea de lavado.

Se trata de un circuito cerrado por lo que no se producen vertidos. El tratamiento biológico del agua funciona de manera más eficiente cuando la tierra se ha eliminado. Con la eliminación de cualquier partícula suspendida, se puede capturar parte de la DBO, N y P. La arena y la arcilla se eliminan, lo que reduce el desgaste en la instalación de lavado. El lodo separado se solidifica y puede volver a depositarse en la tierra. Los depósitos de sedimentación pueden reemplazarse por una planta de tratamiento que ocupa muchos menos metros cuadrados (costosos), lo que significa que el suelo puede liberarse y permite una posible expansión de la producción.

El sistema VAM WaterTech permite que el agua pueda ser reutilizada en el proceso de lavado y para pulir las zanahorias. Se mantiene limpia el agua de los sistemas de enfriamiento para que los productos puedan enfriarse de manera más eficiente. El tiempo de almacenamiento después del lavado se extiende, lo cual es beneficioso para la continuidad en la entrega de su producto.

En resumen, los sistemas VAM WaterTech aseguran una correcta calidad del agua y permiten ahorrar millones de litros poco tiempo, sin comprometer la higiene.

¡Póngase en contacto con VAM para obtener más información!

Productos

Informaciones relacionadas