Las bandejas biodegradables, un alternativa real al pórex

[oculta_autor]
envase alternativo al pórex

EnvaseOnline, el e-commerce de PAMPOLS PACKAGING, explica las ventajas de las bandejas biodegradables como envase alternativo al pórex

 

¿Qué son las bandejas de pórex?

Las bandejas de pórex son aquellas creadas con poliestireno expandido (EPS) y material plástico escumado 100% reciclable. Con este tipo de bandejas, se pueden presentar y conservar productos frescos como carnes, embutidos, verduras y frutas gracias a su ligereza y versatilidad.

Como el material biodegradable también cumple con estas características que favorecen el almacenamiento de alimentos frescos, las bandejas de pórex se están sustituyendo por envases biodegradables. Aunque cada vez es más común esta tendencia, algunas de nuestras referencias de bandejas de pórex ya son biodegradables.

 

Bandejas biodegradables como alternativa al pórex

Las bandejas biodegradables están compuestas por materiales naturales que permiten su descomposición en un periodo de tiempo muy reducido. Tienen la posibilidad de reincorporarse a la tierra por acción del medio ambiente ayudando así a la regeneración del entorno. Todo esto las convierte en una alternativa sostenible sin perder las propiedades del pórex.

Las características del material biodegradable en estos envases son similares a las de pórex. Destaca su impermeabilidad, su capacidad aislante de la temperatura, su bajo peso y densidad, su alta rigidez, su resistencia al impacto y su protección frente a los ácidos concentrados. Además, son resistentes a las altas temperaturas, teniendo un deterioro a más de 40ºC.

Estos envases biodegradables deberán depositarse en el contenedor marrón de residuos orgánicos. Como su descomposición es mucho más rápida que la de un plástico convencional, las condiciones de la naturaleza aseguran una biodegradabilidad rápida del material. Es importante que no se depositen en el contenedor amarillo, puesto que las propiedades de este material pueden afectar a la calidad del plástico reciclado.

 

¿Con qué materiales se fabrican las bandejas biodegradables?

Los envases biodegradables están formados a partir de compuestos vegetales como el PLA, que es un termoplástico que se obtiene del almidón de maíz.

En el caso de otros objetos como vasos, puede emplearse celulosa de medios de producción sostenible y avalada con el sello FSC (Forest Stewardship Council, que es el Consejo de Administración Forestal). Si es necesario que el material soporte altas temperaturas, se emplea el CPLA que es similar al PLA pero con otros componentes que aumentan su resistencia hasta los 85º.

De manera general, los acabados no llevan ningún tipo de componente químico: ni tintas ni blanqueantes. Además, las impresiones exteriores suelen realizarse con pinturas de origen vegetal.

Otros materiales que pueden usarse en la fabricación de bandejas y envases biodegradables son la caña de azúcar a través del basasse y las hojas de palma. El primero, soporta altas temperaturas y el segundo, es muy resistente.

Bandejas de celulosa

Uno de los materiales con el que se fabrican las bandejas biodegradables de Pampols es la celulosa. Estos envases están fabricados con celulosa moldeada extraída de plantas.

Si quieres saber más acerca de este material, sus características y su uso, en este post encontrarás más información que te ayudará en la elección de la bandeja que necesitas.

 

¿Cómo es el proceso de biodegradación de un envase de estas características?

Existen dos conceptos a la hora de hablar de la descomposición de una bandeja de estas características: biodegradable y compostable. La diferencia entre ambos reside en el tiempo y el grado de descomposición. Cuando el material está preparado para que el 90% de la biodegradación se produzca en los primeros seis meses, estamos ante un envase compostable.

El plazo de descomposición de una bandeja biodegradable es muy variable, pero suele estar entre los 18 y 36 meses. Esta temporalidad es muy inferior a la descomposición de un plástico convencional, que oscila entre los 100 y 1.000 años.

Para que las bandejas puedan biodegradarse es necesario que existan unas condiciones ambientales específicas. En este caso, el material deberá estar en contacto con el suelo y en presencia de oxígeno atmosférico. Si no se produce de esta forma, el envase podría mantener todas sus propiedades.

Las bandejas de este material se deterioran por la acción de un aditivo añadido al proceso de extrusión. La función del aditivo es romper las cadenas del polímero en presencia de oxígeno, mediante una biodegradación aeróbica en la que se obtiene dióxido de carbono, vapor de agua y biomasa, pudiendo estos productos reintegrarse en la naturaleza.

 

En EnvaseOnline nos dedicamos a dar soluciones a todo tipo de necesidades relacionadas con el envase y embalaje. Contacta con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Productos

Informaciones relacionadas