¿Cómo se reciclan los envases biodegradables?

Reciclar envases biodegradables

El proceso de reciclar envases biodegradables es diferente debido a que estos envases tienen unas características especiales. Aunque sustituyan al plástico como envases y embalajes, su proceso de descomposición no es el mismo y, por lo tanto, no pueden depositarse al contenedor amarillo.

¿Quieres saber cómo puedes ser más sostenible en tu negocio mediante el reciclaje de los envases biodegradables de forma correcta? Envase Online, e-commerce de PAMPOLS, te lo explica en el siguiente artículo.

 

¿Cómo se reciclan los envases biodegradables?

Antes de saber cómo se reciclan los envases biodegradables, es necesario que conozcas en qué consisten los materiales biodegradables y cómo es su proceso de descomposición.

 

¿Qué son los envases biodegradables?

Los envases biodegradables son aquellos que están formados por materiales naturales que hacen que su descomposición se produzca en un período de tiempo mínimo. Sus características hacen que puedan reincorporarse a la tierra por la acción del medioambiente, contribuyendo de esta manera al bienestar del entorno.

Dado que las propiedades de los materiales biodegradables son similares a las del plástico, lo convierten en su alternativa perfecta. Las más destacadas son su impermeabilidad, la capacidad aislante de la temperatura, su ligereza, su rigidez, su alta resistencia a los impactos, su seguridad respecto a los ácidos concentrados y su capacidad de soportar altas temperaturas, sufriendo un deterioro a más de 40ºC.

En Envase Online tenemos disponibles envases biodegradables. Uno de los más empleados son las bandejas de celulosa.  Este tipo de packaging está creado a partir de celulosa moldeada que se ha extraído previamente de las plantas. Si quieres saber más acerca de este material, sus características y su uso, en este post encontrarás más información que te ayudará en la elección de la bandeja que necesitas.

 

¿Cómo se descomponen los envases biodegradables?

Cuando se habla de descomposición de un envase, hay que saber que existen dos denominaciones diferentes: biodegradable y compostable. La diferencia entre ellos está en el grado y en el tiempo de descomposición.

El término compostable hace referencia a aquel proceso de descomposición en el que los materiales se degradan en un 90% en los seis primeros meses. Sin embargo, si este tiempo es mayor o el grado es menor, estamos ante una descomposición biodegradable.

El proceso de descomposición de un envase biodegradable varía en función de las condiciones climatológicas y el medio ambiente, estando entre los 18 y los 36 meses. Su biodegradabilidad es muy inferior a la de los plásticos, que giran en torno a 100 y 1.000 años. Además, para que un envase biodegradable se descomponga, es necesario que esté en contacto con el suelo y en un entorno con oxígeno atmosférico.

Los materiales biodegradables acaban por biodegradarse cuando acciona un aditivo añadido durante su proceso de fabricación que hace que se rompan las cadenas de polímero. De esta manera, se descompone sin perjudicar al medio ambiente.

 

¿En qué contenedor se depositan los envases biodegradables?

Como el proceso de descomposición de los envases biodegradables es diferente al del plástico convencional, no podrán arrojarse en el mismo contenedor, es decir, el amarillo. Es muy importante que no se depositen el en contenedor amarillo puesto que las propiedades de los materiales biodegradables pueden afectar de forma negativa a la calidad del plástico reciclado.

Como alternativa, deberán depositarse en los contenedores de residuos orgánicos. Los activos de la naturaleza asegurarán que los envases de estas características tengan una biodegradabilidad correcta.

Productos

Informaciones relacionadas