Nuevo test no destructivo para medir con precisión la madurez del aguacate

Un nuevo test no destructivo mide con precisión la madurez y podría reducir el desperdicio en un 10% y favorecer la comercialización de aguacates «listos para comer»

 

Investigadores de la Universidad de Cranfield han desarrollado y testado una nueva tecnología no destructiva para determinar de manera efectiva el estado de madurez del aguacate. Esta se basa en el uso de un láser y una pequeña vibración para evaluar la frecuencia de resonancia cada fruto. De esta manera, podría reducir el desperdicio hasta en un 10% y ayudar a conseguir aguacates «listos para comer» de calidad óptima.

Actualmente, alrededor de un 30% de los aguacates producidos se desperdician durante su clasificación mediante la aplicación de técnicas destructivas y, un 5%, en el comercio minorista. Los métodos más extendidos para evaluar la madurez son a través de un dispositivo neumático que aprieta el fruto u el empleo de análisis de laboratorio.

La Universidad de Cranfield ha adaptado una tecnología existente en las fábricas de automóviles para determinar la uniformidad de las piezas de ingeniería de gran tamaño. Se trata de la la Vibrometría Láser Doppler (VLD) que consiste en proyectar un láser hacia el fruto para medir la luz refractada y, mediante pequeñas vibraciones, se analiza la frecuencia de resonancia. Un simple dispositivo de impacto causa las vibraciones. De esta manera, se ha demostrado que la metodología VDL determina con precisión si el aguacate está listo para su consumo.

El profesor Leon Terry, Director de Medio Ambiente y Agroalimentación de la Universidad de Cranfield, comenta: “Las frutas duras crean una frecuencia más alta que las blandas, por lo que calculamos la frecuencia exacta de un aguacate maduro mediante LDV. No dañar la fruta supone una gran ventaja y reduce enormemente el desperdicio. La prueba que hemos desarrollado podría extenderse a otras frutas».

El Reino Unido importa casi 100,000 toneladas de aguacates al año y su demanda va en aumento, por lo que predecir la madurez es una gran ventaja tanto para los proveedores como para los minoristas. Al tratarse de un producto costoso y delicado, los aguacates se transportan en cintas y en un sola fila, lo que significa que es posible analizarlos individualmente mediante VLD. A continuación, podría utilizarse un mecanismo de clasificación automática para separar las frutas maduras de las inmaduras.

La investigadora Dra. Sandra Landahl añade: “Probamos la precisión de la metodología VLD en una instalación real, en condiciones de laboratorio, y el método tiene un gran potencial, pues aporta medidas precisas del estado de madurez sin dañar la fruta. Si se desarrolla, un simple sistema de «semáforo» podría separar la fruta madura de la verde, para descartarlas o almacenarlas, ayudando al sector a minimizar el desperdicio de alimentos en este punto de la cadena de suministro «.

La Universidad de Cranfield es colíder de la BBSRC Quality and Food Loss Network, una nueva iniciativa para vincular a los investigadores con la industria para encontrar soluciones a los enormes desafíos en el campo del desperdicio de alimentos a los que se enfrenta la cadena de suministro.

El artículo Non-destructive discrimination of avocado fruit ripeness using laser Doppler vibrometry se ha publicado en Biosystems Engineering.

 

Productos

Informaciones relacionadas