Los daños en las hojas provocados por los insectos mejoran la calidad de los productos hortofrutícolas

Científicos de Texas A&M AgriLife Research demuestran que los daños en las hojas provocados por los insectos mejoran la calidad de los productos hortofrutícolas

 

Las heridas de las hojas favorecen la producción de frutas y hortalizas con un mayor contenido en compuestos antioxidantes

 

Un equipo de científicos de Texas A&M AgriLife Research han demostrado que las heridas en las hojas provocadas por los insectos pueden ser beneficiosas en la producción de frutas y hortalizas. El estrés generado por el ataque de los insectos desencadena un aumento de los compuestos antioxidantes, lo que hace que los productos hortofrutícolas sean más saludables para el consumo humano.

«En el pasado, existían muchos estudios que respaldaban esta idea, así como muchos otros en el que no se veían diferencias significativas», comenta el Dr. Luis Cisneros-Zevallos, científico especialista en tecnología de alimentos y horticultura del AgriLife Research en College Station e investigador principal de este proyecto«En nuestro estudio, hemos demostrado que las heridas causadas por los insectos producen frutos más saludables».

El equipo de investigación contó también con el Dr. Woo Young Bang, biólogo molecular, y el Dr. Leonardo Lombardini, experto en horticultura.

“Hemos realizado los estudios utilizando las fresas como modelo de cultivo y hemos causado varios niveles de heridas a las hojas unos días antes de cosechar la fruta. Hemos descubierto cómo se sobreexpresaron varios genes asociados con la translocación del azúcar y la biosíntesis de compuestos fenólicos en la fruta», explica el Dr. Facundo Ibáñez, investigador del proyecto y asociado con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria de Uruguay.

«Todas las plantas tienen la capacidad de responder al medio ambiente activando el metabolismo secundario como parte de un mecanismo de defensa o como parte de un proceso de adaptación. También activa el metabolismo primario, que estimula la fuente de carbono necesaria para producir esos compuestos antioxidantes», añade el Dr. Cisneros-Zevallos.

«Existía la idea de que en la agricultura orgánica, los insectos presentes en el campo podían causar una respuesta al estrés en la planta y aumentar los compuestos antioxidantes», comenta Cisneros-Zevallos. «Sin embargo, esta hipótesis nunca se había probado hasta ahora».

Según Ibáñez, el estudio demuestra que los productos frescos son una excelente fuente de compuestos beneficiosos y que quizás los insectos, de alguna manera, pueden ser los aliados perfectos para lograr productos aún más saludables.

La agricultura ecológica en los últimos años ha experimentado un crecimiento continuo y una mayor demanda por parte de los consumidores. Esto ha tenido un impacto positivo a gran escala en la industria, agricultores y otras industrias relacionadas con la producción orgánica, comenta el Dr. Cisneros-Zevallos.

 

Artículo original: «New study shows ‘organic’ wounds improve produce»

Productos

Informaciones relacionadas