Amplia gama de productos gracias a la versatilidad de la molienda de alto rendimiento

Artículo realizado por Urschel Latinoamerica sobre los equipos de molienda Comitrol® Processor en la revista La Alimentación Latinoamericana volumen nº353

Como líder mundial en tecnología de corte de alimentos, URSCHEL destaca por brindar soluciones eficaces para la reducción del tamaño de los alimentos en todo el mundo. La familia de procesadores Comitrol reduce de forma continua -en un paso, a gran capacidad y con un incremento mínimo de temperatura- una gran variedad de productos para distintas aplicaciones. Los molinos Comitrol están disponibles en una variedad de potencias, con diferentes sistemas de alimentación y cabezales de corte para adaptase a cada fabricante, a su producto y al tamaño de partícula deseado. Otros métodos muelen el producto, Comitrol, en cambio, utiliza el principio de incremento gradual de corte, llevando el alimento a través de una serie de cuchillas para reducirlo de forma controlada, eficiente y rápida.

Cada modelo de Comitrol está preparado para trabajar de forma continua, procesando el producto en un paso, sin la necesidad de ajuste por parte de un operador y con un mantenimiento mínimo. Construidos en acero inoxidable y en otros materiales resistentes a la corrosión para asegurar un proceso inocuo y facilitar su limpieza, los molinos Comitrol son capaces de reducir de forma controlada productos húmedos y secos a partículas micrométricas, por lo que se presentan como una solución para un sinfín de aplicaciones.

Para grandes y pequeños productores de alimentos

Equipados con motores que van desde los 10 a 200HP, con distintos sistemas de alimentación, tales como alimentación gravitatoria, por tornillo o por bomba, los Comitrol se ajustan a cada proceso, a cada fabricante y a cada línea de producción.

Se utilizan tres tipos de cabezales en combinación con impulsores de alta velocidad. La velocidad de los impulsores va desde las 1500 a las 9300 RPM, e incluso hasta las 12000 RPM para aplicaciones especiales. Estos impulsores generan la fuerza centrífuga necesaria que mueve el producto a través de las cuchillas, las cuales se encuentran fijas. Este proceso resulta en corte progresivo e incremental que minimiza el calentamiento del producto para evitar su degradación por temperatura.

Los tres tipos de cabezales -cabezal de corte, cabezal rebanador y cabezal de microcorte- están disponibles en diferentes configuraciones para lograr el tamaño de par tícula deseado de forma precisa.

Principio de funcionamiento

El molido es el proceso de reducir de tamaño un producto. Los métodos convencionales emplean algún tipo de acción -como por ejemplo fricción, desgarro o compresión- que suelen generar un calor excesivo y degradan el producto final. Estos métodos también suelen generar una mayor dispersión de tamaño de partícula, incrementando el porcentaje fuera de especificaciones y disminuyendo el rendimiento y calidad. La línea Comitrol lleva el sistema de molienda a otro nivel. La palabra «Comitrol» es una adaptación de una frase en inglés que significa trituración controlada. El procesador Comitrol utiliza el principio de incremento gradual de corte: el producto se reduce en forma eficiente, gradual y uniforme a medida que gira y pasa por un cabezal de reducción estacionario, produciendo un tamaño de partícula uniforme en un solo paso a alta capacidad. Las operaciones estándar en un Comitrol incluyen granulado, desmenuzado, “flakes”, dispersión, homogenización, mezclado, molido, triturado y purés. Existen miles de aplicaciones.


Aplicación para bebidas y salsas a partir de frutas y hortalizas

Cada producto presenta un reto según las características finales deseadas. El Comitrol procesa de forma eficiente frutas y verduras eliminando manchas, piees, fibras, semillas y fragmentos de carozos para producir una pulpa suave y consistente o un jugo libre de puntos. De los tres cabezales disponibles, el cabezal de microcorte es con el que se obtendrán partículas más pequeñas, siendo ideal para obtener partículas de dimensiones micrométricas. El uso de este cabezal resulta en jugos de apariencia homogénea. Cualquier mancha, punto negro o imperfección ya no será visible. El proceso del Comitrol no cambia el sabor ni el aroma, mantiene el color e incorpora toda la fibra en el producto final aumentando así su rendimiento. Subproductos del procesamiento de frutas y verduras, tales como pieles, semillas o pulpas también pueden ser procesados en el Comitrol para generar valor agregado, ya sea agregándolo al producto final o creando uno nuevo. Algunas de las aplicaciones típicas incluyen, frutas y verduras para papillas infantiles, salsas y jugos.

Productos

Informaciones relacionadas