BUSCADOR POSCOSECHA

La inmersión en agua fría protege de daños por frío a los melocotones en cámara

La inmersión en agua fría del melocotón mejora la tolerancia a bajas temperaturas durante su almacenamiento

Por Beatriz Riverón, Bioquímico farmacéutica

 

El melocotón (Prunus persica Batsch. Familia Rosaceae) es una fruta climatérica que se ablanda y deteriora rápidamente a temperatura ambiente. El almacenamiento en frío se aplica comúnmente para extender la vida poscosecha de los productos hortícolas. Sin embargo, los melocotones son susceptibles al estrés por frío y el daño ocasionado limita su vida útil.

El pardeamiento interno, uno de los principales síntomas del daño por el frío, puede influir en la aceptación de los consumidores y causar pérdidas económicas.

Científicos han explorado los mecanismos moleculares que explican el daño por frío, lo que puede contribuir a la conservación poscosecha de estas frutas.

El choque frío es un método físico, de exposición al aire o agua fríos, con los beneficios de un efecto residual químico cero, de fácil operación y bajos costos.

 

La inmersión en agua helada protege de los daños por frío

En un estudio realizado recientemente, los melocotones se sumergieron en agua helada a 0 °C durante 10 min y luego se almacenaron a 5,0 ± 1,0 °C durante 35 días.

Los resultados mostraron que este tratamiento redujo el índice de pardeamiento y la conductividad eléctrica relativa (*) de la fruta bajo estrés por frío.

El choque frío permite mantener la integridad de las membranas celulares al preservar los ácidos grasos insaturados de su estructura, aliviando los daños ocasionados posteriormente al someter las frutas a bajas temperaturas.

Además, el tratamiento con choque frío aumenta las actividades de las enzimas antioxidantes y activa la regulación transcripcional del metabolismo respiratorio.

Una de las familias más grandes de factores de transcripción en plantas que es influenciada, es TF bZIP, que desempeña funciones esenciales en la regulación de múltiples procesos fisiológicos como la respiración aerobia estimulando las expresiones génicas de enzimas clave. Esto eleva la tasa de respiración, colaborando así, en la tolerancia al frío de los melocotones mediante este tipo de tratamiento.

(*) La conductividad eléctrica indica la cantidad total de iones (átomos o grupos de átomos con carga eléctrica libre). Debido a que la corriente eléctrica se transporta por medio de iones en solución, la conductividad aumenta con la concentración de iones, lo que afecta negativamente la tasa respiratoria de las frutas.

 

Fuentes

Jia, Z.; Bao, Y.; Zhao, Y.; Liu, Y.; Zheng, Y.; Feng, Z.; Jin, P. (2023). Cold shock treatment enhances cold tolerance in peach fruit through modulating PpbZIP9 and PpVIP1-mediated respiratory metabolism. Postharvest Biology and Technology, 204:112421.
https://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S200709342020000400953&script=sci_arttext_plus&tlng=es Acceso el 12/06/2023.

 

Productos

Informaciones relacionadas