SmartFresh contribuye a mejorar la eficiencia energética y a reducir la huella de carbono en los almacenes frutícolas

Durante la XX Jornada Técnicas de Postcosecha organizadas por el IRTA, AgroFresh mostró varios casos de estudio en el que se demostraba la eficacia de SmartFresh para reducir el consumo energético en los almacenes de manzana

Durante la XX Jornada Técnicas de Postcosecha organizadas por el IRTA, David Ferrer, Commercial Development Manager en AGROFRESH, presentó varios estudios que permitieron demostrar y cuantificar el ahorro energético que se alcanza con la aplicación de SmartFresh™ en manzanas, así como un vídeo corporativo en el que se hizo hincapié en la apuesta de la empresa por la sostenibilidad.

«¿Cómo lo hacemos? A través de una interacción con la temperatura y adaptando el régimen de almacenamiento para obtener un gasto energético óptimo» aclara David Ferrer. En concreto, la aplicación de SmartFresh, basada en el 1-metilciclopropeno (1-MCP), reduce el metabolismo y, por lo tanto, la tasa de respiración de las manzanas conservadas en cámaras de atmósfera controlada. De esta manera, tienen menores requerimientos en temperaturas, ventilación, desescarche, adición de O2 o absorción de CO2, entre otros. Además, David añade: «SmartFresh permite cambios en los regímenes de almacenamiento (por ejemplo, enfriamiento inicial más lento, aumentar las temperaturas de almacenamiento, hacer un uso del frío en aquellas horas que son mucho más económicas), por lo que la eficiencia energética es aún más notable: la reducción de la huella de carbono y el ahorro de los costes son significativamente mayores».

Casos de éxito de la aplicación de SmartFresh

AgroFresh cuenta con experiencia a la hora de aplicar SmartFreh en mazanas tanto en España como en el resto del mundo. Por ello, David Ferrer aprovechó para mostrar algunos de los resultados: «En el siguiente gráfico podemos ver el consumo eléctrico medio (kWh/ton/mes) para la conservación de manzanas de la variedad Gala en España en ULO a 1ºC, AC a 1,5ºC o AC dinámica a 1ºC y con SmartFresh combinada con AC o ULO. Vemos en todos los casos que la aplicación de SmartFresh permite aumentar las temperaturas de conservación a 4ºC en AC y 5ºC en ULO, sin comprometer la calidad de la fruta. Esto repercute directamente en el consumo energético del frío, ventilación, desescarche y absorción». Esta reducción del consumo energético tiene un fuerte impacto sobre la economía de la central hortofrutícola. «Si, por ejemplo, tomamos como referencia el coste energético del 4 de mayo de este año en España y teniendo en cuenta los diferentes consumos para cada una de las técnicas de conservación, observamos una reducción bastante notable del coste energético cuando se aplica SmartFresh. En concreto, si comparamos una AC a 1,5 ºC con una cámara de conservación en AC a 4ºC y SmartFresh, observamos una reducción del consumo en euros de un 30%. Si comparamos este último tratamiento con una cámara de AC dinámica a un 1 ºC, la reducción alcanzaría el 50%. Fijaros en lasconservación con ULO a 1º C, la aplicación de SmartFresh permite aumentar la temperatura a 5 ºC, lo que se traduce en un ahorro anual de 7400 € por cámara».

También, mostró otro ensayo de conservación en AC de manzanas de la variedad Gala, durante 4 meses a 0,5 ºC o 1,5 ºC tras la aplicación de SmartFresh. «Observamos que los diferentes valores asociados al gasto energético en la cámara, que son frío, PSA o adsorbedores, son siempre inferiores en las cámaras con SmartFresh, debido a su capacidad de conservar a una mayor temperatura. Al final, el ahorro estimado en este caso es de 4152 kW, que tomando como referencia el precio de tarifa que comentábamos anteriormente, supone una reducción del gasto económico en 1129 €, lo que representa en torno al 27%.»

En otra experiencia llevada a cabo en Francia con manzanas de la variedad Pink Lady conservadas durante 5,5 meses en AC a 1,5 ºC, se aplicó SmartFresh y se aumentó la temperatura a 2,5 ºC. «En este caso alcanzamos un ahorro energético de aproximadamente 19000 kW. Si aplicamos el costo de tarifa, implica un ahorro de 5000 € por cámara con tan solo 1 ºC menos diferencia».

Finalmente, se realizó otro ensayo en Alemania con manzanas de la variedad Gala, conservadas durante 5,5 meses en AC a 1,5 ºC. «La aplicación de SmartFresh permitió subir la temperatura de la cámara a 4 ºC, lo que supuso un ahorro muy significativo de en torno a los 4800 kW, es decir un 35%».

Por lo tanto con la tecnología SmartFresh es posible aumentar por lo menos 1 ºC la temperatura de conservación de diversas variedades de manzanas y otras frutas, sin comprometer su calidad final. Esto supone como mínimo un ahorro de 1 €/tonelada/mes, es decir unos 1250 € por cámara.

De esta manera, la tecnología SmartFresh™ no solo mantiene la calidad de las frutas por más tiempo sino que también ayuda a optimizar la eficiencia energética, disminuir los costes de almacenamiento y disminuir la huella de carbono a lo largo de la cadena de suministro.


Para obtener más información o una recomendación personalizada, contacta con el equipo técnico-comercial de AgroFresh.


Autora

Claudia Conesa
poscosecha@poscosecha.com 

Productos

Informaciones relacionadas