Cómo mantener la calidad de las naranjas durante su conservación y envíos a ultramar

Recomendaciones de Sanifruit para la conservación poscosecha de cítricos

La campaña de cítricos 21/22 en España se viene desarrollando con dificultad por dos causas principales, el menor consumo de cítricos en los mercados europeos y por los volúmenes, cada vez mayores, de cítricos procedentes de otros países productores del área mediterránea.

Ante esta circunstancia, y llegados a fechas donde se inicia el período de conservación a medio-largo plazo, se deben optimizar los procesos desde campo para mantener la calidad de la fruta hasta el momento de su comercialización.

Estos procesos también tienen cabida para envíos a ultramar, a destinos lejanos como son los países asiáticos principalmente, y otros destinos de Sudamérica, que, si bien los trayectos son más cortos, una vez llegada la mercancía a destino puede sufrir retrasos por diversas circunstancias que amplían el período de estocado en el container de transporte.

A continuación, SANIFRUIT recomienda una serie de pautas a considerar en estas circunstancias y que sin duda mejorarán la conservación en la postcosecha de cítricos.

Selección de la fruta en origen

Revisar las parcelas para asegurarse que la calidad de los cítricos es la adecuada para la conservación postcosecha.

Nivel de acidez en la fruta

El índice de madurez es un indicador aproximado (debe estar entre 8 y 10), pero es la concentración de ácido cítrico más adecuada para decidir que fruta se va a conservar. Recomendamos cosechar fruta con una acidez entre 0.8 y 1.0 para mantener la calidad organoléptica de los frutos.

El porcentaje de zumo también debe ser evaluado

Aunque en la conservación la pérdida de líquido en el interior de la fruta no es significativo, unos porcentajes de zumo anómalos es un indicador suficiente para descartar esas partidas.

Seleccionar las personas que van a realizar la cosecha, con una supervisión directa en campo del trabajo que se va realizando

Es uno de los puntos más importantes de la postcosecha, debido a que las heridas de tijera, pedúnculos largos, fruta del suelo o que cae fácilmente, y otros son alteraciones que afectarán toda la vida de la fruta durante la fase de conservación postcosecha.

Cosechar en clima seco, tanto en el día de cosecha como en los días anteriores

La recolección inmediata a las lluvias implica un riesgo sobre la fruta que se puede convertir en podridos y manchados durante el período de conservación.

La cosecha se realizará sobre cajones limpios y desinfectados

Limpiar y desinfectar las cámaras

Además del tratamiento de las superficies se debe aplicar un producto en aerosol para que penetre en las zonas donde no se puede llegar con el lavado. SANIFRUIT cuenta con botes aerosoles marca DYBAC para este cometido.

Efectuar el tratamiento contra podridos y para conservación de la piel antes de transcurrir 24 horas desde la cosecha, si es posible haciendo precalibrado y encerado de la fruta recién recolectada

Los hongos penetran en las heridas que se producen durante la cosecha. Hongos como Geotrichum tienen un crecimiento muy rápido y penetra en la corteza de la fruta quedando fuera del alcance de la acción fungicida.

El estocado se hará en cajas o box limpios y desinfectados, reduciendo la posibilidad de contagio dentro de la cámara

Productos

Informaciones relacionadas