Alianza estratégica entre dos empresas punteras en materiales y maquinaria de envasado

Paclife y RGD Mape cristalizan en Fruit Logistica una voluntad de trabajo conjunto para la mejora en el envasado de arándanos y otros frutos

Evitar la pérdida de agua es una preocupación común tanto durante el cultivo como en las etapas poscosecha. La pérdida de agua significa el marchitamiento del producto, la pérdida de peso, su pérdida de condición y una mayor susceptibilidad a los ataques de microorganismos.

PACLIFE, especializado en plásticos de envasado inteligentes, ofrece una gama de soluciones destinadas a mantener la vitalidad de la fruta hasta su destino, aún tratándose de mercados lejanos, como lo son los de China a los que llegan los productos chilenos habitualmente. Su oferta abarca desde cubrepalots que protegen el producto en campo, permitiendo a la vez un rápido preenfriamiento, hasta envases para el envasado a granel.

En constante desarrollo de nuevos productos, recientemente sumó a su gama el BOPP, polipropileno biorientado, para su uso en confecciones flow-pack tanto de envases a granel como en preenvasado.

La tecnología que incorporan los materiales plásticos Paclife, con sede en Santiago de Chile, utiliza zeolitas y nanopartículas de plata que absorben el etileno, así como componentes que mejoran la óptica, evitan la condensación de humedad y permiten la generación en 8 horas de la Atmósfera Modificada idónea para ralentizar el metabolismo del fruto, prolongando así su conservación. La deshidratación es menor al 1% en conservaciones de 40 días y se ha demostrado que la fruta es capaz de soportar diferencias en relación a la temperatura óptima aconsejada que con otros sistemas de envasado.

El material aporta una buena hermeticidad, gracias a un soldado adecuado y se trata de un sistema de envasado que reduce costos por las menores necesidades de mano de obra.

El BOPP es un material 100% reciclable, cumpliendo con los objetivos de la sostenibilidad de reducir, reutilizar y reciclar.

Por su parte RGD MAPE, con sede en Sevilla, España, es una empresa también con años de experiencia en la fabricación de máquinas para diferentes formas de preenvasado para el sector hortofrutícola –envuelta, envasado vertical, envasado horizontal o flow pack- y otros como el panadero.

Con numerosos equipos flow pack instalados en diferentes partes del mundo, sus equipos llegarán ahora, a través de la alianza establecida con Paclife, a ocho productores de arándano en Perú, en lo que será el inicio de un trabajo conjunto para permitir la comercialización de arándanos ya preenvasados en un envase que garantice el mantenimiento de la calidad y la rentabilidad de las empresas empacadoras. También se han instalado ya equipos en Chile y está previsto continuar este trabajo en otros productos como las cerezas, otra fruta con la que Chile llega a mercados lejanos.

Los equipos flow pack permiten velocidades de 35 a 40 packs por minuto en tamaños grandes  y medianos, pudiéndose adaptar la velocidad al personal que hay en cada momento en la línea de confección.

En la imagen, empezando por la izquierda, Simone Rigon, CEO de RGD Mape, y  Mauricio Riquelme, CEO, y Paulina Urrutia, Representante de post cosecha y asesoría post venta, ambos de Paclife, en el stand de RGD Mape en Fruit Logistica 2022.

Productos

Informaciones relacionadas