Claves de la sostenibilidad en la industria alimentaria

Texto basado en la conferencia del Dr. F. Toldrá, noviembre 2020, en la Casa de la Ciencia, CSIC, de Valencia

 

La industria alimentaria, al igual que las restantes actividades que se desarrollan sobre nuestro planeta, han de ser sostenibles para que pueden seguir produciéndose y para que el ser humano y restantes seres vivos puedan encontrar un equilibrio adecuado para desarrollar sus respectivas vidas.

El Dr. Fidel Toldrá Vilardell, ftoldra@iata.csic.es, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos, IATA, estuvo a cargo, el pasado mes de noviembre, 2020, de una conferencia en la sede del CSIC de Valencia, en que analizó el impacto de la industria alimentaria en el medio ambiente y las numerosas medidas aplicables para minimizarlo.

El consumo energético, el consumo del agua, el envasado y la gestión de los residuos y desperdicios alimentarios son los aspectos principales en la determinación de la sostenibilidad del sistema.

El texto a continuación recoge los conceptos vertidos por el investigador. El video de su conferencia se encuentra al final de estas líneas.

El impacto de la industria alimentaria en el medio ambiente ocurre a lo largo del proceso que conduce al producto desde el campo a la mesa. Abarca una serie de aspectos:
– Consumo energético
– Consumo de agua
– Gestión de aguas residuales
– Envases y embalajes
– Gestión de residuos
– Desperdicios alimentarios

Como buena parte de los desperdicios alimentarios, especialmente en los países más ricos, se generan en las etapas finales, todos estos impactos se han producido ya.

 

  1. Consumo energético

El consumo energético y la emisión de gases de efecto invernadero ocurre en las labores de transporte, transformación, envasado y distribución.

El procesamiento va asociado a procesos térmicos de transformación (cocción, maduración, secado y evaporación) y procesos de conservación a altas temperaturas (pasteurización y esterilización) o a bajas temperaturas (congelación y refrigeración).

Una serie de estrategias permiten reducen el consumo energético y la emisión de gases de efecto invernadero:

– Mejorar la eficiencia energética de los procesos de transformación y conservación

– Introducir nuevas tecnologías de conservación (pulsos eléctricos, ultrasonidos, alta presión, plasma frío, etc.) que reducen el gasto energético

– Aumentar el uso de las energías renovables

– Mejor gestión global de la energía.

En transporte, lo ideal es reducir la distancia de las materias primas al centro de elaboración y de ahí al consumidor. El transporte se estima es responsable de un 15 a 30% de la huella de carbono.

El uso, por parte de los transportes, de energías alternativas como gas licuado o gas natural comprimido, el uso de motores híbridos, de motores eléctricos, permiten reducir sus efectos.

Igualmente la optimización de carga por vehículo y ruta de transporte. El puerto de Valencia se amplió para dar cabida a los barcos actuales, que pueden llevar hasta 23.000 contenedores, frente a los de 7.000 o 14.000 que había hasta ahora.

Hasta hace muy poco estábamos con la mentalidad de usar y tirar (se consume el alimento y se tira en envase); hay que pasar de economía lineal a economía circular

 

 

  1. Consumo de agua y gestión de aguas residuales

En la industria agroalimentaria el consumo de agua es importante, pero puede optimizarse su uso a través de una serie de medidas.

Las principales estrategias para cuidar el agua en la industria alimentaria es:

– Reducir de forma continua los niveles de consumo de agua en los diferentes procesos

– Optimización de consumos en limpiezas, aclarados, etc.

– Optimización de las puestas a régimen de sistemas de conservación (pasteurización, esterilización) y almacenamiento (refrigeración, congelación)

– Utilización de nuevas tecnologías (nanotecnología); permite obtener nuevas membranas capaces de un filtrado efectivo del agua

– Considerar la reutilización del agua residual en procesos de limpieza, riego de zonas verdes, etc.

– Uso responsable del agua, manteniendo un abastecimiento sostenible en toda la cadena alimentaria

– Acciones de concienciación del personal l operativo; España está en la escala de estrés hídrico, entre niveles medios y altos y no se puede permitir el despilfarro de este recurso.

Puede accederse al texto completo más abajo. Los temas que se continúan tratando son
Envases activos
Envases inteligentes
Los envases biodegradables
Gestión de residuos
Biocompuestos
Biogás
Bioetanol
Biodiesel
Desperdicios alimentarios
Conclusiones y coloquio

 

Imágenes

1 – Fidel Toldrá
2 – Presentación de la conferencia
3 – Reactores de lecho fluidizado para producción de biogás

 

Texto completo

Productos

Informaciones relacionadas