La inteligencia artificial y la sensórica para ayudar a satisfacer las demandas del consumidor

Automatización de la inspección, verificación, manipulación y del etiquetado en tiempo real

Elvira Moreno, responsable de Ingeniería y Desarrollo de MULTISCAN TECHNOLOGIES, participó en la mesa redonda virtual convocada por AINIA, Seguridad Alimentaria, compromiso del sector con la sociedad.

Moderada por Cristina del Campo, directora general de AINIA, en ella participaron también Ricardo Fabregat, ejecutivo de seguridad alimentaria y calidad de producto de Consum, y Clara Munilla, dirección técnica y atención a clientes de Florette.

El análisis estuvo centrado en los cambios realizados desde las empresas proveedoras, de suministros y de distribución para adaptarse a las necesidades de la sociedad, en las que la seguridad alimentaria eclipsó a todas las demás demandas al alimón de la pandemía.

El efecto inmediato para una empresa especializada en la inspección, verificación y manipulación de producto en la industria alimentaria fue un aumento de la demanda, por su contribución a la automatización de los procesos.

La sensórica, uso de sensores, y la inteligencia artificial “han venido para quedarse”, explica Elvira Moreno. Son herramientas que ayudan a lograr todo lo que pide el mercado, que puede resumirse en un uso eficiente de los recursos de producción, basado en una gestión adecuada de los datos.

La multisensórica, equipos dotados con sensores de diferentes índoles, permite hacer un análisis más significativo del producto. Ahora hay equipos capaces de procesar muchos datos en tiempo real con inteligencia artificial y avances en computación permiten implantar tecnologías a un coste competitivo, accesible a todo tipo de comprador, ya sea que quiera un producto de mayor o menor rango.

Esta tecnología que incorporan los diferentes equipos permite mejora todas las cadenas de producción.

La visión desde el procesamiento y la distribución


Florette finalizó en 2020 el cambio del 100% de las ensaladas completas al uso de rPET, PET reciclado, un tipo de plástico que ha experimentado un aumento en la demanda tan elevado que puede llevar a problemas de aprovisionamiento. Esta empresa, a través de una serie de medidas logró ahorrar 23 toneladas de plástico, “a veces sin beneficio económico, sino que con un coste adicional”, explica Clara Munilla, y en bolsas de plástico flexible ahorraron en 2020 más de 80 toneladas a través de una serie de medidas como el uso de nuevos materiales, uso de espesores menores, sin comprometer la hermeticidad de los envases.

Ricardo Fabregat, desde su experiencia como ejecutivo se seguridad alimentaria en Consum, destaca que el rechazo al plástico es tal siempre y cuando no e contraponga con la seguridad alimentaria.

Este ejecutivo explica que los consumidores muestran un interés por conocer lo que consumen a través de la información que figura en las etiquetas, que ha aumentado en cifras que pueden estimarse del 80 al 90%. También señala la importancia de que exista una legislación armonizada a nivel europeo en relación al etiquetado, así como el interés que la información que figure en las etiquetas se adecue a la forma de consumo del producto (“¿tiene sentido poner los datos nutricionales del arroz crudo?”… “al arroz, … no se consume crudo”). No se conoce exactamente cómo será el Nutriscore pero si se plantea que debe respetar las particularidades alimentarias locales.

También señala el desconocimiento que existe en cuanto a los esfuerzos que hace la distribución en ofrecer alimentos con menos sal, azúcar o aditivos. Por parte solamente de Consumo, dejaron de ponerse en el mercado 500 toneladas de sal.

El etiquetado en tiempo real

Elvira Moreno explica el trabajo de Multiscan de adaptación de la tecnología a las necesidades de procesadores y proveedores de productos en fresco; la evaluación en tiempo real y el etiquetado precisos son esenciales para que el consumidor tenga toda la información para tomar sus decisiones de compra en base a información específica del producto y no en base a información generalista.

Han comenzado un proyecto subvencionado por el CDTI con el sector cárnico para poder informar del nivel de grasa específico de cada loncheado. De esta forma el consumidor podrá decidir el paquete de su elección.

El reto de Multiscan es poner la tecnología al servicio del etiquetado en tiempo real.

Productos

Informaciones relacionadas