Limpieza por chorreado de hielo seco y nieve carbónica

El hielo seco o CO2 sólido se obtiene reduciendo la presión y la temperatura (hasta alcanzar los -78,5ºC) del CO2 líquido de una manera controlada. Esto hace que el CO2 se convierta en una nieve de CO2 limpia y blanca que puede ser utilizada tal cual o bien puede ser altamente comprimida para formar bloques, placas o pellets de diferentes diámetros.


Limpieza por chorreado de hielo seco

La limpieza consiste en la proyección a alta velocidad de pequeñas partículas de hielo seco (pellets) sobre la superficie a limpiar. El frío extremo de los pellets provoca un choque térmico en la suciedad o contaminante, de forma que éste se separa fácilmente de la superficie a limpiar. Además, al impactar contra la superficie se evapora de forma inmediata, sin producir residuos.

Debido a que el método no es abrasivo, no moja y no deja residuos; permite limpiar equipos y maquinaria, incluso durante su funcionamiento, una ventaja significativa para la productividad

Aplicaciones

  • Alimentación (líneas de producción)
  • Restauración en general
  • Industria del moldeado
  • Automoción (trenes de soldadura, líneas de pintado…)
  • Fundiciones e industria del metal (moldes, matrices, machos, desengrases…)
  • Construcción naval
  • Industria Química (reactores, tanques….).

La aplicación se realiza mediante equipos móviles de uso fácil y hay también la opción a alquiler en caso de usos puntuales.

 

Ventajas de la limpieza por chorreado de hielo seco

  • Sin disolventes y sin aguas residuales, no deja residuos
  • El hielo seco no es abrasivo
  • Limpieza en la misma línea de producción
  • Reduce los tiempos muertos y las paradas
  • Tiene un gran poder desengrasante

Últimamente salieron estudios que se podía utilizar para eliminación de virus y bacterias dada su temperatura -78ºC y su presión de pulverizado.

 

Más información

Noticias relacionadas

Solicita información