Josep Llorens, una visión amplia y moderna del panorama y futuro de las instalaciones frigoríficas

Protagonistas – Entrevista a Josep Llorens, gerente de ILERFRED, con instalaciones en las principales zonas frutícolas de España

 

Ilerferd es una empresa dedicada al diseño, instalación y mantenimiento de instalaciones frigoríficas y de controlada. Situada en Lleida, el sector de la fruta y verdura es uno de los principales a los que atiende, con instalaciones actualmente en las principales zonas frutícolas de España. Otro sectores agroalimentarios en los que también realiza instalaciones son carne y embutidos, vino y aceite, pescados y mariscos, productos lácteos, congelados; distribución, transporte y logística, dulces y chocolates y platos preparados. A éstas se suman instalaciones en industrias no vinculadas a la alimentación.

Entrevistamos a Josep Llorens, gerente de la empresa, protagonista de su expansión e implantación en todo el territorio español, y quien experimenta en primer plano las demandas del sector.


¿Cómo son los orígenes de Ilerfred y cuáles fueron los principales pasos desde su creación hasta alcanzar la envergadura actual?

INDUSTRIAL LERIDANA DEL FRIO S.L, conocida desde un principio, por su marca ILERFRED, se creó en 1986, en Lleida por personas procedentes de sector de la refrigeración y de la atmósfera controlada. Su actividad siempre ha sido la del diseño, ejecución y mantenimiento de instalaciones frigoríficas de todo tipo y de Atmósfera Controlada.

Siendo Lleida una de las zonas de mayor producción frutícola de Europa, desde un principio los principales clientes fueron del sector hortofrutícola y la empresa se especializó en la refrigeración y conservación de todo tipo de frutas y hortalizas y en la aplicación de la Atmósfera Controlada, instalando siempre las últimas tecnologías existentes y las que la propia empresa introducía.

Al cabo de unos años pasó a ser una empresa referente en el sector y pasamos a trabajar a nivel nacional, siendo solicitados nuestros servicios en otras comunidades como Aragón, Rioja, Navarra, Valencia, Castilla La Mancha, Castilla León (Bierzo), Extremadura, Andalucía e incluso Portugal y Francia.

Posteriormente ILERFRED pasó a trabajar para el sector agroalimentario en general y el sector industrial. Actualmente dispone de numerosos clientes del sector cárnico, como mataderos empresas de elaboración de productos cárnicos, pescados, lácteo, congelados, bodegas, logística, químico, etc.

Siempre la empresa se ha caracterizado por su espíritu de innovación, servicio y su objetivo de obtener la máxima satisfacción del cliente, mediante la utilización de materiales de calidad, profesionalidad en la realización de los trabajos y en un servicio postventa rápido y eficiente.

Actualmente ILERFRED dispone en su sede central de unos 4.500 m2, de un centenar de empleados y de una flota de unos 50 vehículos para poder dar servicio de Asistencia Técnica. Dispone de Delegaciones de asistencia Técnica en Barcelona, Zaragoza, Rioja y Navarra, Madrid y Andalucía.


¿Qué significa el sector de la fruta y hortaliza para la empresa y cuál es la oferta que más apreciaron sus clientes?

El sector hortofrutícola siempre ha sido clave en nuestra actividad. Como he mencionado anteriormente en él nos iniciamos y siempre hemos intentado dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes, que a lo largo de los años han sido muchas y variadas, tanto a nivel de enfriamiento como de conservación.

Con el tiempo las necesidades han ido cambiando, pero siempre teniendo como objetivo el mejorar la calidad de conservación del producto durante el almacenamiento. Para ello se han aplicado sistemas de enfriamiento rápido y eficiente y la aplicación de la Atmósfera Controlada.

Hace 35-40 años las condiciones de conservación eran unas; hoy en día son otras muy distintas que han permitido una mejor conservación.

Se han introducido nuevos sistemas de enfriamiento rápido por aire (cámaras, túneles), o por agua fría (Hidrocooling) considerado ya imprescindible para algunos productos como por ejemplo las cerezas, espárragos y válido para otros muchos. Sistemas de humidificación efectivos.

Sistemas de atmósfera controlada dinámica. Cámaras de maduración, desverdización, afinamiento para todo tipo de frutas. Sistemas de registro control y gestión de datos que hacen más seguras y eficientes las instalaciones.


Entendemos que las cámaras para conservación prolongada están entre los tipos de conservación que más demandan. ¿Qué ofrece Ilerfred en cámaras para conservación prolongada? ¿Las instalaciones de este tipo suelen realizarlas proveedores locales o hay espacio para realizar instalaciones en zonas distantes de la geografía española?

Para las centrales hortofrutícolas cuya producción principal sea la de frutos que permiten su almacenamiento durante un largo periodo de tiempo, la instalación de Atmósfera Controlada es fundamental. Para poder conservar la fruta por un periodo largo de tiempo, hay que reducir la intensidad respiratoria de la misma por lo que primero hay que enfriarla lo más rápidamente posible y luego proceder a la reducción del oxígeno en cámara, para retrasar así el proceso de maduración y también la utilización de productos químicos pos cosecha, para evitar enfermedades como podredumbres o alteraciones fisiológicas como el escaldado.

En el inicio de esta tecnología, de esto hace más de 40 años, se llevaba a cabo la atmósfera controlada biológica, en la que la reducción de oxigeno se llevaba a cabo por la propia respiración de la fruta. Hace unos 40 años empezamos a utilizar reductores catalíticos para reducir el oxígeno de la cámara mediante la combustión con propano y posteriormente hace unos 30 años ILERFRED, introdujo en el mercado la utilización de Plantas Generadoras de Nitrógeno para reducir el contenido de oxígeno en las cámaras mediante la inyección de nitrógeno. ILERFRED fue la pionera en España en la aplicación de dicha tecnología que luego, al cabo de unos años, fue implantada por el resto de las empresas del sector y que se ha mantenido hasta la fecha.

ILERFRED ha desarrollado la implantación de algunas tecnologías propias que confieren un valor añadido a nuestras instalaciones; una de ellas ha sido la Unidad Computarizada de Control, que se desarrolló hace unos 25 años. La misma permite la total automatización de la instalación Frigorífica y de Atmosfera Controlada. El sistema recoge, registra y gestiona todos los parámetros de la instalación, consiguiendo así una mayor eficiencia de la instalación y por lo tanto un ahorro energético, una mejor calidad de conservación del producto y una mayor seguridad para el cliente. Este producto ha supuesto sin duda alguna un gran avance para el sector y una gran aceptación por parte de este.

Al disponer de estas tecnologías ILERFRED le ha permitido trabajar por todo el territorio nacional y Portugal.

 

¿Cómo ha evolucionado la demanda de cámaras de modificada en los últimos años, en que los productos antiescaldantes han dejado de estar disponibles?

La tecnología de la atmósfera controlada ha evolucionado a lo largo de los años, motivada por la necesidad de mejorar los resultados de conservación por una parte y por la prohibición de utilización de algunos productos químicos utilizados en pos cosecha.

Hace 40 años trabajábamos con niveles de oxígeno del orden del 3-4%, que, por cierto, cuando bajaba la cámara por debajo del 2% ya era motivo de alarma; posteriormente hace unos 30 años pasamos a la aplicación de la tecnología ULO (ultra low oxygen) en la que el nivel de oxigeno era sobre el 1-2%, mejorando así la conservación de la fruta.

Luego pasamos a una tecnología ULTRA-ULO, y finalmente desde hace unos 10 años, motivado por la prohibición del uso de ciertos productos para el control del escaldado en peras y manzanas, se ha implantado la atmosfera controlada Dinámica, trabajando con niveles de oxígeno por debajo del 1% llegando incluso en momentos puntuales llegar al 0,5%.

Para poder llevar a cabo dicha tecnología ha sido necesario la utilización de sistemas de medición de gases CO2-O2, más precisos y fiables, y de equipos a nivel de plantas generadoras y de absorbedores de CO2 de última tecnología.


En la evolución de las instalaciones frigoríficas, ¿qué tendencias se observan o se apuntan para el futuro?

A lo largo de los años el diseño de las instalaciones frigoríficas ha ido variando, según el criterio que se aplicara, seguridad, eficiencia, respeto al medio ambiente, etc.

En la actualidad prima el respeto al medio ambiente y la eficiencia energética, con la utilización de gases naturales, no contaminantes como el amoníaco, el CO2, y como mucho algún refrigerante HFC (hidrofluorocarburos) con bajo poder de calentamiento atmosférico, para instalaciones de baja capacidad frigorífica.

También se están llevando a cabo, por cuestiones de seguridad, instalaciones con refrigerantes intermedios como son amoníaco-glicol, o HCF-glicol por ejemplo, ya que no suponen ningún riesgo para las personas o para el producto en las cámaras.

Ello ha supuesto que en los últimos años se llevaran a cabo multitud de transformaciones de instalaciones frigoríficas de gases fluorados a amoníaco o a glicol.

Durante muchos años en la centrales hortofrutícolas se limitaban a disponer de unas cámaras para enfriar y conservar.

Hoy en día se han tenido que especializar mucho más y requieren cámaras de enfriamiento rápido e hidrocooling para enfriar el producto del campo, túneles de enfriamiento rápido para producto confeccionado, cámaras de maduración, de desverdización, de afinamientorefrigeración de salas de confección, etc.

Otra demanda del mercado, en los últimos años, ha sido el de la implantación de sistemas de tele gestión o control remoto de las cámaras, para que los clientes dispongan de una mayor seguridad en el funcionamiento de sus instalaciones y poder ofrecer un mantenimiento correctivo más eficiente e inmediato. Para ello ILERFRED ha creado una central de recogida de alarmas “Col Center” y de llamadas las 24 horas al día y los 365 días al año.

Productos

Informaciones relacionadas