Cómo controlar los podridos en fruta de pepita

[oculta_autor]
control de podridos en fruta de pepita

DECCO IBÉRICA explica el tipo y control de podridos en fruta de pepita durante su conservación poscosecha

 

Tipos de podrido y hongos que lo causan en postcosecha

Se realiza un gran esfuerzo en el campo para que después se desperdicie la fruta en el almacén. En un mundo con una población creciente, en el sector agroalimentario es indispensable velar por la eficiencia como principio, siempre teniendo como referente en nuestras prácticas la seguridad alimentaria, pues los recursos productivos son limitados. Ya solo por razones económicas, descuidar nuestra cosecha no es una opción. Y, para poder entender cómo aparece la fruta podrida en postcosecha, es conveniente conocer los causantes de la podredumbre. En este caso nos centraremos en la fruta de pepita, aunque muchos de estos patógenos también afectan a otros tipos de fruto.

Botrytis cinerea

Este hongo, conocido como moho gris, afecta a un surtido variado de frutas. Botrytis cinerea es considerado un hongo necrotrófico, es decir, que se alimenta y parasita a los frutos produciendo toxinas y otros componentes que destruyen sus células. De esta manera, el hongo puede alimentarse de los restos de las células muertas.

Penicillium expansum

También conocida como podredumbre azul del manzano, Penicillium expansum es una de las enfermedades más importantes en la poscosecha de manzana en zonas climáticas húmedas y cálidas. Se trata de una podredumbre blanda relacionada con la herida del fruto. Suele aparece con un característico color blanco que se expande por el fruto con una esporulación de color azul. En España, esta es la especie que más afecta a la fruta de pepita, provocando de acuerdo a estudios internos entre el 70 y el 80% del total de las podredumbres, causando enormes pérdidas económicas.

Gloesporium spp.

El Gloeosporium spp.ataca a muchos frutales, incluyendo la fruta de pepita, donde produce la antracnosis, típico de climas húmedos y templados. La enfermedad comienza con pequeños puntos que se extienden por el tejido rápidamente, provocando el podrido de la fruta y la muerte de otras partes del árbol. Gloeosporium sp. es un hongo de suelo, aunque se transmite fácilmente por la brisa, expandiéndose eficazmente por el tejido vegetal.

Monilia spp.

La monilia está provocada por un hongo homónimo, Monilinia spp, que puede afectar en todas las etapas de la planta, y en la postcosecha. La monilia causa lesiones fáciles de identificar por la aparición de manchas de color marrón o blanco sucio.

Fusarium spp.

Fusarium hace referencia a un gran número de hongos, muchos de ellos patógenos y muy agresivos. Es capaz de producir el tizón y el podrido de la manzana, la pera y otras frutas. Es uno de los hongos más extendidos y bastante resistente.

 

El problema de la resistencia

Durante el período de conservación de la fruta de pepita, se suelen sufrir una serie de pérdidas debidas al ataque de diferentes fitopatologías. El uso de fungicidas autorizados, como el Deccopyr, nos permite reducir notablemente las mermas y contribuir a la reducción del desperdicio alimentario.

La aparición de resistencias en los procesos de postcosecha son un problema añadido, normalmente se deben a las siguientes causas:

  • El uso continuado de una única materia activa
  • Una aplicación deficiente
  • No respetar la dosis de etiqueta, reduce la efectividad del producto y crea más colonias de hongos resistentes a la solución propuesta.

El acompañamiento a través de un servicio y atención eficaz durante la operativa postcosecha ayuda a controlar la aparición de resistencias. Estas pueden ser resistencias sencillas, cruzadas y múltiples. 

Durante los últimos años, el uso continuado del Fludioxonil como única protección en postcosecha para fruta de pepita, inevitablemente ha provocado la aparición de las primeras resistencias. DECCO le ha dado seguimiento a esta problemática y ya se ha convertido en habitual el encontrar cepas de penicillium expansum resistente al uso del Fludioxonil.

 

DECCO en su búsqueda de la mejora de los resultados, ha trabajado para complementar con una solución alternativa a las prácticas de manejo postcosecha actuales. Es por ello que presentamos el DECCOPYR SC 400, ahora en formato de suspensión concentrada.

 

Métodos para el control del podrido

Con los métodos adecuados, el servicio pertinente y un control exhaustivo, podemos reducir las pérdidas por podrido en la postcosecha prácticamente en su totalidad. De no ser así la incertidumbre se cernirá sobre nuestras cámaras de frigo conservación y los resultados de la misma se verán probablemente comprometidos. La aparición de las resistencias lo ha puesto más difícil. Sin embargo, del estudio y comprensión de la problemática, llega la solución. Así, el DECCOPYR es un producto cuya eficacia ha demostrado en pruebas comerciales ofrecer más de un 85% de eficacia.

Este fitosanitario inhibe la biosíntesis de la metionina por acción de la anilino-piramidina ß-liasa en los hongos. También inhibe la hidrólisis producida por las enzimas que degradan la pared del fruto, impidiendo que el patógeno comience la podredumbre.

Además, reduce la germinación de esporas e inhibe la extensión del tubo germinal, impidiendo la propagación del hongo. El pirimetanil es un principio activo efectivo contra muchas de las podredumbres de los frutales de pepita, aunque también ha demostrado funcionar contra las enfermedades de los cítricos más peligrosas.

De acuerdo con el FRAC, siglas de Fungicides Resistance Action Committee, el Pirimetanil tiene un modo de acción clasificado dentro del grupo 9, es por ello que es efectivo para contrarrestar la aparición de cepas resistentes al principio activo del Fludioxonil, clasificado por el FRAC dentro del grupo 12.

Descubre Deccopyr SC

Deccopyr es un tratamiento fungicida de amplio espectro para uso en poscosecha contra hongos causantes de podrido en frutas de pepita y cítricos. Su formulación cuenta con un 40% en p/v de pirimetanil, con una notable eficacia contra podredumbres de todo tipo. Está especialmente indicado para el control de cepas resistentes a otros fungicidas.

Su aplicación es sencilla para fruta de pepita:

  • Para tratamiento en duchas (drencher), o catarata (drencher online), se aplica a razón de 0,1 – 0,2 % (100 – 200 cc por 100 litros de agua) durante 30-45 segundos.
  • La aplicación ha de realizarse lo antes posible después de la recolección y antes de la introducción de la fruta en cámara.
  • En los ensayos de campo, este tratamiento presenta un límite máximo de residuos (LRM) de 15 ppm.

Una vez lavados los frutos, hay que asegurarse de evitar las lesiones y el contacto con superficies contaminadas, como podría ser un suelo de tierra. El almacenamiento en cámara frigorífica o en lugares secos y sin corrientes de aire, con la humedad controlada, son grandes aliados para mantener el efecto antifúngico de Deccopyr SC, protegiendo adecuadamente la cosecha.

Productos

Informaciones relacionadas