Puesta a punto del almacén para la campaña citrícola

No te pierdas la charla de Decco «Una visión futura de la postcosecha y de la cadena agroalimentaria» en el Foro Innova de Fruit Attraction 2021, el 6 de octubre de 10:30 a 11:00 h

Se acerca rápidamente el tiempo de la campaña citrícola. Es el momento de prepararlo todo para asegurar el correcto almacenaje de mandarinas y naranjas, entre otros cítricos. La desinfección de los almacenes es un punto crítico para que no se eche a perder todo el trabajo debido a una mala preparación poscosechaDECCO IBÉRICA repasa todo lo que debemos tener en cuenta en el proceso y qué productos debemos emplear para proteger a los cítricos de los hongos y otros problemas.

Campaña citrícola: aspectos a tener en cuenta en almacén

Una vez cosechados, los cítricos son frutas que aguantan relativamente bien el almacenaje. Sin embargo, algunos aspectos pueden arruinar por completo la cosecha. Y es que, dentro de los procesos de almacenamiento y transporte de estas frutas encontramos factores físicos, químicos y biológicos importantes, que pueden afectar la inocuidad, el aspecto y la comercialización de los productos. Por ello, antes de almacenarlos durante la campaña citrícola, es imprescindible abogar por una correcta preparación y desinfección.

Entre los peores enemigos de la poscosecha encontramos una variedad de hongos. Si no prevenimos su acción, el podrido de los cítricos aparecerá rápidamente, poniendo en peligro toda la fruta, incluso aunque actuemos a posteriori. Por eso es imprescindible preparar adecuadamente el almacenaje.

Preparando adecuadamente el desverdizado

Con este término se conoce al proceso de cambio de color de la fruta. Las mandarinas y naranjas toman su característico color a partir de la fruta verde. Esto ocurre por diversos factores relacionados con el fruto: la temperatura, la humedad, las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono, de etileno, etc. El desverdizado no afecta al índice de madurez de la fruta, y que debe cumplir con el Reglamento 543/2011 de la Unión Europea, sino que busca el aspecto adecuado.

Recoger la fruta en el momento adecuado y ejecutar un proceso de desverdizado adecuado permite aumentar el tiempo de almacenamiento y comercialización. Por otro lado, también abre la puerta a microorganismos como Penicillium digitatum y Geotrichum sp., entre otros hongos, a atacar a la fruta en proceso de maduración.

Estos microorganismos se encuentran en forma de espora, aletargados, en las cámaras o en los vehículos y materiales de manipulación de los cítricos. Durante el desverdizado, debido a las condiciones y parámetros que comentábamos, pueden actuar sobre los cítricos, pudriéndolos.

La colocación de los frutos, de manera que permitan una correcta aireación, así como una disposición específica según el color y estado del fruto, es indispensable para que el desverdizado ocurra de forma eficaz. También lo es la desinfección, que evitará el ataque de los patógenos.

La importancia de la desinfección

A fin de mantener la sanidad de la fruta, el desverdizado y almacenaje de los cítricos durante la campaña citrícola debe iniciarse con una limpieza y desinfección de la cámara de almacenaje. En zonas como la Comunidad Valenciana, donde la humedad relativa es significativa, este proceso cobra especial importancia debido a la facilidad de transmisión y proliferación de los microorganismos.

Con la aparición de un solo foco de infección podemos perder rápidamente toda la cosecha si las condiciones de humedad son adecuadas. Además, como estos suelen aparecer en zonas poco visibles, en contacto con otra fruta o la superficie, podemos identificar el problema demasiado tarde. Por ello, es indispensable recurrir a técnicas de sanitización aptas para el almacenaje, evitando así posibles pérdidas.

Productos

Informaciones relacionadas