El ozono, una alternativa a la desinfección química de los envases

Se comprueba la eficacia de la desinfección de pallets de madera de uso alimentario con agua ozonizada, en comparación con la desinfección química usada habitualmente

 

Las frutas y hortalizas pasan la mayor parte de su vida comercial envasadas por lo que resulta imprescindible una correcta limpieza y desinfección de los cajones para evitar la aparición de enfermedades fúngicas. Esto debe llevarse a cabo tanto en los envases finales de producto acabado como en los envases de recepción que pudieran contener la fruta durante su manejo y procesado.

En el siguiente estudio, Jordi Guerris Aige, técnico de La Borgencia y alumno del Curso Profesional del Ozono de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) en colaboración con COSEMAR OZONO, busca comprobar la eficacia de la desinfección de pallets de madera de uso alimentario con agua ozonizada, y comparar los resultados obtenidos con la desinfección química usada habitualmente.

Para el tratamiento con ozono, se utiliza un generador de ozono Cosemar Ozono SP Mural 15 G con el que burbujea el gas desde el fondo de un recipiente con 100 L de agua mediante una piedra porosa durante 30 minutos. Para la desinfección química, se realiza una mezcla de 5% de ácido peracético, 25% de peróxido de hidrogeno y 8% de ácido acético, y se aplica al 3% con una pulverizadora. A continuación, se toma una primera serie de muestras con las placas rodac en tres puntos antes de la aplicación de los tratamientos y a modo de control. Tras 2 y 24 horas del tratamiento con ozono y químico, se vuelve a muestrear la superficie tratada con placas rodac.

Los resultados obtenidos demuestran que el agua ozonizada es muy eficaz en la desinfección de superficies de madera de uso alimentario, como se observa en la imagen 1, en la que se aprecia perfectamente una importante disminución en el número de UFC, 2 horas después de ser aplicada el agua en los envases de madera. En las muestras tomadas 24 horas después del tratamiento, la reducción en la contaminación de las superficies tratadas sigue siendo patente a simple vista. Por el contrario, en el caso del tratamiento químico, no se aprecia una disminución significatica del número de UFC en las placas tratadas respecto a las tomadas antes del tratamiento, lo que significa que los envases siguen presentando una contaminación microbiológica.

Se puede concluir que el tratamiento con agua ozonizada resulta idóneo para la desinfección de este tipo de envases (cajas, pallets, etc.), pudiendo ser aplicado sin ninguna dificultad con los medios de que se dispone habitualmente en las instalaciones, y presentando las ventajas de no resultar tóxico para el medio ni los aplicadores, no generar vertidos peligrosos que haya que diluir, no dejar residuales de ningún tipo en las superficies, por lo que no hay peligro de que contamine los productos, y no ser necesaria la manipulación de compuestos químicos peligrosos ni la preparación de diluciones de estos compuestos. Además, evita el problema del almacenaje de químicos, así como la gestión de envases, lo que redunda también en un menor impacto medioambiental.

Productos

Informaciones relacionadas