Tecnologías basadas en gases para la industria del aceite de oliva

La oxidación es el principal enemigo del aceite de oliva. Los procesos químicos oxidativos producen olores o sabores desagradables en el aceite, disminuyendo sus cualidades organolépticas. El aumento de temperatura facilita la solubilidad física del Oxígeno. A los pocos días de su disolución en el aceite, empiezan a generarse radicales libres, aumentando la velocidad de disolución y el índice de peróxidos. Es entonces cuando el aceite pierde su calidad comercial por enranciamiento. Para obtener un aceite de calidad hay que evitar que el aire de la atmósfera reaccione con el aceite durante su procesado y almacenamiento.

CARBUROS METÁLICOS proporciona tecnologías basadas en gases y diseñadas para ayudarle en todo el proceso de producción de aceite:

 

GASES

Nitrógeno (N2)

El uso de Nitrógeno nos permite proteger el aceite ante la oxidación. Sus propiedades físico-químicas (incoloro, insípido, inerte e insoluble) lo hacen especialmente adecuado en el procesamiento y conservación de productos alimenticios como al aceite, donde la presencia del Oxígeno, la humedad y otros contaminantes disueltos contribuye a su deterioro.

Argón

Otra opción para inertizar, aunque menos utilizada por su mayor coste respecto al nitrógeno, es el gas Argón. Sus características fisicoquímicas y, sobre todo, su densidad, bastante mayor que el aire, lo hacen particularmente adecuado para su aplicación en inertizaciones por barrido.

 

APLICACIONES DE GASES EN EL PROCESADO DEL ACEITE DE OLIVA

Purga del aire de los depósitos de almacenamiento

Como paso previo al llenado de los depósitos de almacenamiento, es necesario eliminar el Oxígeno presente en los mismos. Esta operación de inertizado debe realizarse idealmente antes del llenado del depósito.

Inertización de depósitos (blanketing)

Consiste en reemplazar con gas la parte superior del tanque de almacenamiento, cuello de botella o líneas de trasiego, para mantener una atmósfera de N2, libre de O2, que cubra y rodee en todo momento el producto almacenado.
Con esta acción evitamos los procesos químicos oxidativos que producen enranciamiento y malos olores en el aceite, disminuyendo sus cualidades organolépticas.

  •  Sistema de inertización y de bazuqueo: Sistema de inertización fijo con Kit 2+2 botellas

Aunque lo más recomendable es inertizar el depósito con N2 antes del llenado de aceite, también se puede realizar la inertización después de haber llenado el depósito de aceite:
Utilizando los anillos de acero perforados desde la parte inferior del depósito.
Mediante soplado directamente desde tubo, por la boca superior del depósito.

  •  Sparging en bombas de trasiego o envasadoras

Esta técnica consiste en eliminar el Oxígeno disuelto en el aceite, mediante el arrastre con
Nitrógeno. A través de un equipo de dosificación de N2 en línea, se generan microburbujas de N2 que facilitan su contacto con el O2 disuelto en el aceite, desplazándolo y reemplazándolo con una atmósfera inerte. Se utiliza en líneas de trasiego y en el llenado de depósitos cuando el riesgo de oxidación es alto.

  • Bazuqueo (Homogeneización de mezclas de aceites) (Figura 4)

Este proceso se basa en la insuflación de N2 en caudales suficientes a través de unos sencillos eyectores instalados en el fondo de los depósitos de almacenamiento, de forma que se origina una corriente de circulación interna que facilita una perfecta homogeneización del producto. Si el depósito está herméticamente cerrado y provisto de válvula de seguridad, queda al mismo tiempo inertizado.

  • Envasado en atmósferas inertes

Durante el proceso de envasado, y a causa del Oxígeno existente en el cuello de las botellas, se producen reacciones que afectan negativamente tanto a la evolución del aceite como a la forma de la botella. Las características del aceite empeoran más rápido debido a los procesos de oxidación.

 

Más información

 

Accede al Catálogo de Aceites de Carburos Metálicos

Noticias relacionadas

Congelación con nitrógeno líquido

Al elegir un nuevo túnel de congelación de Carburos Metálicos, los sistemas de nitrógeno o CO2 líquido ofrecen ventajas respecto a los procesos de frío mecánico

Solicita información